02 Dic 2021 | 07:48

Líder en información económica del deporte

Clubes

Albert Soler gana peso en el Barça tras la pitada a Bartomeu

Palco 23

28 nov 2014 - 19:32

Albert Soler llegó a la disciplina del FC Barcelona hace seis meses como director de relaciones institucionales deportivas, después de confirmarse que el club había perdido influencia en los organismos internacionales tras el cambio de junta directiva en 2010. Sin embargo, también siguen existiendo problemas en el área de comunicación, y el presidente Josep Maria Bartomeu ha optado por dar aún más poder al ex secretario de Estado para el Deporte durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Bartomeu, que el pasado sábado tuvo que soportar los silbidos del Camp Nou cuando en los marcadores se reproducía un vídeo de felicitación a Messi por batir el récord goleador de Telmo Zarra, quiere que Soler no sólo asuma las relaciones institucionales, sino que también ponga orden en el área de comunicación.

 

El actual director de comunicación, Albert Montagut, se incorporó al club cuando el presidente aún era Sandro Rosell, quien antes ya había relevado de este cargo a Pere Jansà, Ketty Calatayud y Xavi Martín; los dos primeros fueron reubicados en la estructura del club con otras funciones. El exdirector del diario gratuito ADN no será despedido en esta ocasión, pero sí que verá reducidas sus competencias en favor de Soler.

 

El directivo, el único fichaje de Bartomeu junto al del gerente Ignacio Mestre, hasta ahora tenía el mismo rango jerárquico que Montagut y que el director de relaciones institucionales y protocolo, Ramon Pujol, y que el jefe de gabinete de la junta, Gerard Guiu. Ahora, según apuntan algunos medios, Soler pasaría a estar por encima de todos ellos y sería la persona que se encargaría de coordinarlos a todos.

 

Los cambios definitivos se darán a conocer la próxima semana. El área de comunicación tiene especial importancia a estas alturas de mandato porque en 2016 serán las elecciones y Bartomeu tiene que vigilar mucho su imagen si quiere ser refrendado como presidente del club, después de recoger el testigo a Rosell a comienzos de 2014.