Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 15 Septiembre 201914:17:11

Buscador

;Menu
Blog

Social media y el futuro de los patrocinios

Social media y el futuro de los patrocinios

Hace unos días, discutiendo con unos alumnos de uno de los másteres en patrocinio deportivo en los que doy clases, hablamos sobre uno de los temas más controvertidos en la actualidad de los contratos de patrocinios: los posts en redes sociales. Sin duda alguna es uno de los puntos de los contratos de patrocinio con propiedades a los que menos importancia se ha dado en los últimos años pero que será, con toda seguridad, unos de los que tendrán más importancia en el futuro.

 

Que el mundo es digital y no analógico es algo que sabemos todos, ¿o no? Pues bien, si estamos de acuerdo en la afirmación anterior, ¿por qué nos tomamos los posts en redes sociales tan a la brava en todos los contratos de patrocinio?

 

Digo esto porqué curiosamente cuando planteamos una acción con influencers todo el mundo tiene claro el valor de cada uno de sus contenidos en redes sociales y, en un contrato con el influencer para realizar una acción, le damos mucha importancia. Es en este punto cuando a nadie se le ocurriría, tras firmar el contrato, pedir uno o dos posts extras cada mes para acciones extra que nos aparezcan a lo largo del año. Entonces, ¿por qué cuando cerramos un contrato de patrocinio con una propiedad no le damos el valor que merecen dichos posts? ¿Por qué en algunos momentos pedimos contenidos “extra” a la brava como si fuera algo “gratis”?

 

Vamos a poner datos para contextualizar:

En internet hay multitud de calculadoras del valor de posts en redes sociales, las más fáciles las que valoran Instagram. Dicho esto, ¿cuánto vale un contenido de El Rubius (uno de los influencers y youtubers más famosos)?

 

 

 

 

¿Y cuánto vale un post de un club como el FC Barcelona?

 

 

 

 

Obviamente todos estos datos son aproximaciones, pero con este caso, si un patrocinador del FC Barcelona pide a lo largo del año 3 o 4 post “extra” fuera de contrato, está pidiendo un favor de, como media, 750.000 euros. Es curioso que no tengamos esa percepción cuando jamás se nos ocurriría pedirle a El Rubius 4 post extra, teniendo en cuenta que el valor de media de esos posts sería de 112.000 euros.

 

Después de esta reflexión me gustaría lanzar otra: ¿Qué peso tendrá el apartado digital de los contratos de patrocinio del futuro cercano?

 

Digo cercano porque nosotros somos usuarios adaptados al mundo digital, pero nuestros hijos sólo piensan en digital, consumen contenido bajo demanda, viven con multipantallas y huyen de la publicidad tradicional (bueno, de hecho, no entienden ni lo que es).

Think digital, act digital.

...