Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 22 Octubre 201822:24:36

Buscador

; Menu
Blog

La entropía como término para entender la nueva etapa del Espanyol

La entropía como término para entender la nueva etapa del Espanyol

Admito que hasta ayer jamás había escuchado el término entropía. Admito que soy un chico de Letras y los conceptos de la física se me acostumbran a escapar, pese a ser un gran admirador de Big Bang Theory. Sin embargo, el nuevo director general corporativo del RCD Espanyol, Roger Guasch, se refirió a este término para describir el estado en el que se encuentra inmerso el club. Por resumirlo, y confío en que él, Ingeniero químico por el IQS de Barcelona, me disculpe: se trata de sacudir los cimientos de la entidad para definir cuál es el mejor proceso para situar al club donde el futuro plan estratégico marque.

 

El ejecutivo apenas lleva tres semanas en el cargo y ayer se quiso dar a conocer entre los medios, a la espera de que pueda presentar las grandes líneas del proyecto de transformación que tiene en mente. No obstante, su paso por el Gran Teatre del Liceu y sus pensamientos permiten intuir por dónde irá su táctica: revolución en la gestión del ticketing, apertura de canales para conectar al club con la afición, mejoras en el área digital y, sobre todo, redefinición de la marca perica.

 

Son cuestiones que deberán abordarse con un escenario económico que no era el esperado  para muchos ejecutivos del club, después de que las nuevas normas de China hayan impedido a Rastar Group poder capitalizar parte de los 60 millones de euros que prestó en su momento. Es una mochila que la dirección ahora debe ajustar para decidir qué proyectos son más necesarios para que escalen posiciones en la lista de prioridades.

 

Directo en el trato, Guasch tiene un importante reto por delante dentro de una industria que ha empezado ahora a conocer. Afutbolero, ayer dejó claro que parte de su éxito dependerá de gestionar sentimientos con cabeza. A la espera de ver qué propone y cuál es el éxito de sus propuestas, desde aquí no queda otra que, al igual que hacemos con todos los empresarios, desearle sort i encerts, que decimos en Barcelona.

...