Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 23 Agosto 201909:44:48

Buscador

;Menu
Blog

Y los clubes de LaLiga, ¿algo que decir sobre su negocio?

Y los clubes de LaLiga, ¿algo que decir sobre su negocio?

LaLiga contra la Federación. Rubiales contra Tebas. ¿Y los clubes? En los últimos meses hemos asistido a un duro pulso entre los dos principales estamentos del fútbol en el que los equipos han parecido ser meros espectadores como podíamos serlo el resto. Pero, ¿no son ellos LaLiga? Ese es el interrogante al que todos deberán responder esta semana, porque los últimos acontecimientos ponen en riesgo un escenario audiovisual que supondrá 2.000 millones anuales y, en muchos clubes, alimenta más del 75% de sus presupuestos.

 

En los últimos meses hemos visto clubes que votaban una cosa en la sala de banderas de la calle Torrelaguna y exactamente lo contrario en la Ciudad del Fútbol. Un juegopoco menos que serio en una industria que sólo en España mueve más de 15.000 millones de euros. ¿Que los clubes no quieren jugar viernes y lunes porque enfada a las aficiones? De acuerdo, pero que lo digan alto y claro. Y que asuman las consecuencias: menos ingresos por televisión para todos ellos.

 

Es el momento de que los clubes den un paso al frente y velen por sus derechos, como por ejemplo sí están haciendo en el fútbol femenino. Los dueños de los equipos, que son los protagonistas de este deporte, no pueden ser meros espectadores de una situación que, no olvidemos, no es que afecte a LaLiga, es que les afecta a ellos directamente. ¿No son ellos quienes reciben los ingresos por televisión? En definitiva, ¿es que no son ellos LaLiga?

 

Nadie está diciendo que el escenario audiovisual sea perfecto, y evidentemente hay que escuchar a las aficiones y buscar el equilibrio. Pero lo que no pueden hacer los clubes es derivar responsabilidades hacia la patronal cuando sus aficionados se enfadan y, al mismo tiempo, pedir que los derechos de televisión cada vez valgan más. Toda reducción de franjas y horarios supondrá menos dinero para los clubes, pero también menos dinero para realizar inversiones o retener y atraer al mejor talento futbolístico. 

 

Y eso ya lo saben, pero ahora sólo hace falta que se atrevan a decir alto y claro qué es lo que quieren para los próximos años. Javier Tebas y Luis Rubiales ya lo han hecho sobradamente, pero ahora es su turno. Y si esta semana no se resuelve, no se preocupen. La globalización nos permitirá seguir aquellas competiciones hacia donde emigren los mejores futbolistas que, como nos han demostrado, siempre irán hacia donde haya salarios más altos.

...