Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Sábado, 04 Abril 202022:09:27

Buscador

;Menu
Blog

El ‘fair play’ de la Uefa, perfecto no es, pero tampoco inútil

El ‘fair play’ de la Uefa, perfecto no es, pero tampoco inútil

Algunos pensaban que la Uefa jamás se atrevería a adoptar una decisión como la del pasado viernes, pero lo hizo. La credibilidad del sistema de fair play financiero estaba en juego y la evidencia de las pruebas, por más que procediera de una filtración ilícita, eran claras. El Manchester City gozó de patrocinios a la carta procedentes de Abu Dhabi mientras lo necesitó en su camino para construir un club capaz de competir de forma recurrente por la Premier y la Champions League. 

 

El club ha iniciado una campaña de desprestigio contra la Uefa, a la que ciertamente se le puede criticar que no tuvo la misma entereza para abordar el caso del Paris Saint-Germain (PSG). Ferran Soriano, director general de los citizen, criticaba hace año y medio que la única “anomalía” del fútbol europeo era la de los parisinos, que aún hoy se benefician de un patrocinio que nadie se cree, mientras ellos hoy ya sí disponen de activos reales. 

 

El problema, no olvidemos, es que la sanción impuesta es por sus maniobras entre 2012 y 2016, antes de dar ese salto cualitativo que hoy convierte al hólding futbolístico en una de las plataformas comerciales más atractivas de Europa. El problema, sin embargo, es que tras de sí no hay un actor clave para el negocio como beIN Sports, cuyo máximo accionista y presidente es compartido con el PSG. ¿Quién querría enfadar a quién ha insuflado cientos de millones de euros al sistema durante la última década? Ahí la confederación sí debería hacer una reflexión.

 

Una última consideración, para aquellos que critican que el fair play financiero actual blinda a los grandes clubes históricos. No. Lo único que hace es evitar que cualquier acceso a la élite se haga por la vía rápida, a costa de inflacionar el mercado y poniendo en riesgo la viabilidad de club si la apuesta es fallida y el inversor decide no mantener su apuesta. Lo que sí exige es asumir que la inversión será mucho más a largo plazo, y casos de éxito los hay, como prueba el Atlético de Madrid. 

 

Sin patrocinios irreales ni traspasos astronómicos, lo cierto es que los rojiblancos han ganado más competiciones internacionales y acariciado en más ocasiones la Champions League que PSG y City juntos. Eso sí, asumiendo mayores riesgos empresariales como entidad deportiva y sufriendo las consecuencias de lo que ese potencial económico apoyado por fondos soberanos supone. Bien por la Uefa, pero el margen de mejora existe.

...