Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Jueves, 14 Noviembre 201915:09:05

Buscador

;Menu
Blog

Las ligas deberían mirar a la NFL para internacionalizarse

Las ligas deberían mirar a la NFL para internacionalizarse

La primera gran fase de esta era moderna, tras las American Bowls, donde nunca jugaron los titulares, llegó con la NFL Europa, donde quisieron instaurar una liga B con equipos como los Barcelona Dragons, los Frankurt Galaxy o los London Monarchs. El concepto era bueno, servía de campo de pruebas para jugadores en desarrollo como Kurt Warner (MVP de la NFL y ganador de la Superbowl con St. Louis en el 2.000) o Brad Johnson (quarterback qua ganó la Superbowl con Tampa en 2.003) pero no prosperó. Y no fue el alto coste o la escasa rentabilidad lo que llevó a la NFL a cerrar este capítulo. Fue la falta de consenso con los propietarios (la liga entiende que trabajan para ellos y ese es un gran punto de inicio).

 

Tras ese pequeño fracaso, la NFL entendió que el consenso era el primer paso para conseguir madurar una segunda fase de internacionalización que ahora triunfa. De los fallos se aprende y cuando en 2007 jugaron en Wembley los NY Giants y los Miami Dolphins, contaban con el visto bueno de todos los implicados. Ello implica que no solo se limitaron a hablar con los dueños de las franquicias, sino que también contaron con el apoyo de la asociación de jugadores, de los entrenadores, los patrocinadores y las televisiones (Fox y CBS). Y desde aquel partido, la NFL no ha hecho más que crecer a nivel internacional. 

 

Este año los aficionados al Sport Business (la NFL es quien mejor encarna este concepto), estamos disfrutando de hasta cuatro partidos en la capital británica. El comisionado Goodell, en una entrevista a Sports Business Daily, ya ha dicho que las peticiones de organizar partidos internacionales y la predisposición de las franquicias superan con creces lo que pueden ofrecer.

 

 

 

 

Es el éxito de la combinación de contenidos. Lo que ha hecho madurar esta fórmula que se ha convertido en muy rentable es la habilidad de involucrar a toda la comunidad, incluyendo los jugadores y los patrocinadores. Si tenemos en cuenta que la NFL invirtió 12,8 millones de dólares (11,4 millones de euros) en Tottenham para tener un campo “propio”, que los partidos dejan unos 16 millones de libras (18,5 millones de euros) en Londres y que el objetivo del comisionado es llegar a los 27.000 millones de dólares en 2027 (24.165,4 millones de euros). Actualmente superan los 14.000 millones (16.238,8 millones de euros) siendo líderes indiscutibles, todo hace pensar que estamos ante el inicio de una tercera fase de internacionalización.

 

Y no lo digo yo, lo dice Mark Waller, vicepresidente ejecutivo de la NFL en Forbes: Londres está preparada para tener su propia franquicia. Los números así lo indican. De los 65.000 aficionados de media que han tenido los partidos en Londres en los últimos años, el 90% son ingleses y hasta 45.000 compran el abono de temporada para los cuatro partidos. Son cifras superiores a las que mueven franquicias como los Chargers (que no acaban tampoco de enganchar en Los Ángeles) o los Bengals, a los que les cuesta llenar el Paul Brown Stadium. 

 

Waller afirma que Londres está preparada. Y lo está. Sin duda. Pero esta tercera fase sólo será una realidad si alguno de los propietarios decide trasladar su equipo de ciudad. Y apostar por Europa. El hecho de que las temporadas regulares sean cortas, que sólo juegan un partido a la semana, que haya cierta libertad de horarios… juega a favor de esta realidad. Estoy seguro que el resto de propietarios darán luz verde a la franquicia que haga el paso, gracias al reparto solidario de merchandising, ticketing y royalties de televisión que beneficia el crecimiento global de la liga.


Toca esperar. Y seguir aprendiendo. 

...