Líder en información económica del deporte

Competiciones

La F-1 ‘pincha’ en su intento de vender 19 millones de acciones a las escuderías

Liberty Media retira los títulos acciones que puso a disposición de los equipos ante la falta de interés, en una operación de 400 millones.

Palco23

25 jul 2017 - 09:42

No podría haber mejor muestra de la confianza que las escuderías han depositado en Liberty Media, pero finalmente no ha sido posible. El grupo estadounidense ha anunciado que retira los 19 millones de acciones que reservó para que las escuderías pudieran invertir en el nuevo proyecto para la Fórmula 1, en una operación que habría supuesto un desembolso conjunto de 400 millones de dólares.

 

En el marcado del cambio de propiedad, los nuevos dueños decidieron reservar un importante paquete de acciones, equivalente a cerca de un 5% de la gestora del Mundial. Además, a un precio mucho más reducido, ya que los 21,26 dólares que deberían haber abonado por cada título están muy por debajo de los 33,23 dólares a los que cotiza actualmente.

 

Pese a este contratiempo, el presidente y consejero delegado de Fórmula 1, Chase Carey, ha indicado que “si bien la ventana para esta oportunidad de inversión particular ha pasado, estamos satisfechos con las discusiones de colaboración que estamos teniendo con los equipos. Estas discusiones llevarán tiempo, pero apreciamos su receptividad a seguir alineando nuestros objetivos para el beneficio a largo plazo del deporte”.

 

Liberty Media deja entrever que no cesará en su empeño de implicar económicamente a las escuderías, ya que en su comunicado a los inversores avanza que se reserva “el derecho de ofrecer futuras oportunidades de inversión a los equipos de Fórmula 1”. En este sentido, Carey ha insistido en que “hemos estado activamente comprometidos con todos los equipos para dar forma a una visión compartida para el deporte que creará valor real para todos los interesados”.

 

Un primer acercamiento ha sido el aumento de los premios en un 2% durante el primer trimestre, pese a que las pérdidas operativas se incrementaron un 7%, hasta 105 millones de dólares. El negocio principal de la Fórmula 1 mejoró un 7% y se situó en 79 millones de dólares. Liberty Media, máximo accionista desde enero de 2017, atribuye este avance a “los aumentos de las tarifas por contrato” que cobran a los promotores de las carreras y las marcas que firman contratos de publicidad y patrocino. En esta partida también se incluyen los derechos audiovisuales, que mejoraron por renovaciones al alza y porque proporcionalmente se han disputado más carreras que en 2016: 1 de 20, frente a 1 de 21.