Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra Política de cookies.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 16 Agosto 201723:48:06

Buscador

Menu
Blog

EEUU nos enseña el camino: 'El Clásico revolution’

EEUU nos enseña el camino: 'El Clásico revolution’

No ha sido casualidad la organización de un FC Barcelona - Real Madrid en Miami. De hecho, hacía 35 años que no jugaban fuera de España. En 1982 jugaron un amistoso en Venezuela... gol de Del Bosque y poca historia más. Desde entonces, 35 años de Clásico en España, cada vez con mayor interés global, medios acreditados de todo el mundo, grandes tertulias y promociones televisivas, shares, KPI's... pero han tenido que llegar los americanos para enseñarnos a organizar El Clásico.

 

Después de ver el espectáculo, y no sólo futbolístico, que se vivió en el Hard Rock Stadium, se confirma la visión de Stephen Ross, dueño del hólding de inversiones deportivas RSE Ventures, que es el vehículo a través del cual controla a los Miami Dolphins de la NFL, la agencia de marketing deportivo Ascendent Sports Group, y la promotora Relevent Sports -estas últimas dos artífices de la Intrernational Champions Cup-, quienes han dado una lección de marketing deportivo y activación. Han entendido a la perfección el interés planetario que despierta un partido de esta magnitud, probablemente la rivalidad más importante de todo el planeta.

 

Además, y como hecho absolutamente empírico, Charlie Stillitano, presidente de Relevent y arquitecto de la ICC, igual que nosotros sabía que todas las grandes publicaciones económicas coinciden en que ambos clubs están en el top5 de entidades deportivas del mundo. Rivalidad máxima, más gran valor de marca, es un cocktail que bien "agitado" supone un éxito sin paliativos. Relevent Sport ha sabido materializar el enfoque "asociativo" de las dos marcas que componen el clásico y crear en torno al evento una gran plataforma para el engagement del FC Barcelona y el Real Madrid con el mercado norteamericano... un mercado que, dicho sea de paso, interesa, y mucho, a los departamentos de marketing de ambos clubes.

 

No es de extrañar, que el precio de las entradas haya sido hasta nueve veces más caras que la última final de Champions League. Las entradas más económicas salieron a la venta en Miami a 575€. En Cardiff a 65€. ¿Y saben una cosa? El estadio estuvo lleno. Lleno porque el equipo de Stillitano entendió el partido más allá de los apasionantes 90 minutos que se vivieron.  Hubo una semana de celebración previa al partido con diferentes eventos y espectáculos de toda índole en las inmediaciones del estadio. Déjenme decirles que como en Roma en temporada de Circo, nada nuevo, profesionalizado eso sí, pero siempre es bueno ir a beber a los clásicos. La fan zone, en concreto "Casa Clásico" en el Bayfront Park de Miami, sirvió como calentamiento del partido, donde los 20 sponsors produjeron actividades para la interacción de los fans de ambos equipos con famosos, juegos... ¡e incluso jugadores! Casos notorios han sido Nike, Beats, McDonalds y MasterCard.

 

El resultado ha sido una semana de celebraciones y acciones en torno a El Clásico. Performance musical en la media parte al más puro estilo Superbowl por parte del ídolo latino Marc Anthony... y montando y desmontando el escenario en cuestión de minutos; centenares de miles de fans viajando al sur de Florida y un impacto local de más de 140 millones de dólares según el tanteo de algunas publicaciones locales. En lo que a marketing deportivo y activaciones se refiere, EEUU nos lleva años de ventaja. Y no sólo en sus competiciones tradicionales como la MLB, NFL, o la NBA donde ya están copiando el modelo europeo de patrocinio principal, como por ejemplo el recién acuerdo de Western Union para patrocinar la camiseta de los Denver Nuggets -acuerdo en el cual hemos intermediado desde WWP-, sino que ya son capaces de elevar el fútbol a la máxima potencia.

 

Este El Clásico en Miami (y toda la International Champions Cup en general) ha sido un gran ejemplo que, por su relevancia en el mercado español he podido seguir en persona y en directo en Estados Unidos. Se acercan en los próximos tres meses tres nuevos clásicos. Dos en agosto, otro en diciembre. Ojalá sepamos estar a la altura y construir en base a esta experiencia...¡el fútbol es más global que nunca; queda demostrado!

...